martes, 2 de febrero de 2016

Landline: Segundas Oportunidades

“Porque no se reía cuando algo le hacía gracia; lo hacía cuando era feliz.”


Landline: Segundas Oportunidades de Rainbow Rowell... 

Después de un año sin leer nada de Rainbow, pude comprarme Landline y volver a leer sus hermosas palabras. Ya la estaba extrañando.

Esta vez Rainbow trae a escena a personajes mas adultos que en Eleanor & Park o Fangirl (que son los otros títulos que leí de la autora). Nos encontramos con Georgie, una mujer casada con dos hijas, cuyo matrimonio (con el amor de su vida, Neal)  peligra por culpa de su dedicación al trabajo de sus sueños. 

Al principio me costó encontrar el punto del libro, pero cuando lo encontré, la conexión que logré con la historia fue increíble. 

El personaje de Georgie esta muy bien construido y sostenido a lo largo de la historia. Por momentos he llegado a sumirme en la misma depresión que ella. Como es un personaje ya adulto no resulta nada extraño que no haga ningún tipo de evolución. Pero si se nota que toma conciencia de sus errores, y trata de dar una vuelta a su forma de ser para solucionar sus problemas. 

Otro personaje importante es Neal: tanto el más joven, como el actual. Al tener esta diferencia temporal cualquiera justificaría bruscas diferencias entre uno y el otro, pero Rainbow consiguió que fueran la misma persona a pesar de la diferencia de edad. 

En cuanto a extras tanto Heather como Seth son secundarios muy interesantes que hacen de gran apoyo en la historia. Creo que la autora podría sacar un libro con la historia personal de cada uno ellos, y que ambas serían muy interesantes. 

La trama es compleja pero atrapante, combina datos del presente y el pasado sin hacer un completo lío en tu cabeza. Podríamos decir que el libro tiene el poder de guiarte entre sus líneas. 

Lo recomiendo absolutamente y me quedo ansiosa por hacerme con otro libro de la autora. Es que, como seguro ya dije antes, yo leería cualquier cosa que escribiera esta mujer.