sábado, 6 de febrero de 2016

Mentiras Peligrosas

"Nos pasamos la vida huyendo de nuestro pasado, sin darnos cuenta de que está pegado a nosotros, que jamás podremos escapar de él."


Mentiras Peligrosas de Becca Fitzpatrick...

Cuando Becca sacó Hielo negro, yo comencé a temer por su reputación. Si bien Hush, Hush me encantó - y fue la saga que me introdujo en la lectura - no me imaginaba a esta autora escribiendo algo de misterio o suspenso. En fin, con Hielo Negro me llevé una grata sorpresa. Por tanto, mis expectativas para Mentiras Peligrosas eran muy positivas. Y tengo que decir que no me ha decepcionado para nada. Me atrevo a decir que me gusta mucho como le queda este género a la autora.

Mentiras Peligrosas cuenta la historia de Stella Gordon, quien se ve involucrada en un crimen, lo que la obliga a alejarse de todo lo que conoce, para mantenerse a salvo. El programa de protección para testigos la llevará a un pueblo, del cual al principio sólo querrá huir. Pero,¿qué pasaría si algo cambiara?, ¿y si pudiera encariñarse con el pueblo o su gente?

Admito que el libro me ha tenido pensando mientras no la estaba leyendo, y me ha obligado a dormirme muy tarde cuando si lo estaba haciendo. ¡Incluso me ha quitado el bloqueo lector!

Me gusta el ambiente en el que se da la historia, Thunder Basin es un lugar que a pesar de ser caluroso, te transmite sensación de calidez y bienestar; factores que colaboran a la hora de leer.

Debo decir que Stella es bastante parecida (en principio) a la protagonista de Hielo Negro. Claro que tienen cosas diferentes, pero de base, sus personalidades tienen mucho en común. De todas formas se tornan distintas en cuanto a evolución respecta. En mi parecer Stella no evoluciona, se va adaptando. Destaco la fortaleza de esta chica, esa es la parte que hace que le tomes cariño e incluso te identifiques con ella.

No podía faltar el hermoso co-protagonista, ese del que no podremos evitar enamorarnos las lectoras. Con Chet Falconer, la autora plantea algo un poco más nuevo. Después de sus dos protagonistas masculinos peligrosos y misteriosos, Becca nos presenta a un chico normal, con sus secretos y cuestiones, pero normal al fin. Ya no es el chico malo, ahora tenemos a un chico bueno. Aunque no pudo desprenderse del rasgo protector que tienen los anteriores.

Luego tenemos a secundarios como Inny, Carmina, Trigger, Savannah, Dixie Jo, Dusty, etc., todos con muchísimo potencial y un sin fin de características diferentes que los definían de distintas maneras. La realidad es que en casi todos los libros que leo me quedo con ganas de saber más de los protagonistas.

(He notado que últimamente me detengo mucho en los personajes. Asi que ahora quiero
hablar de la historia.)

La historia está muy bien llevada y todo lo que tiene que desvelarse se hace  en el momento justo, ni muy pronto,  ni muy tarde y tampoco de manera muy brusca. No hay escenas forzadas. La trama es de lo mas interesante y atrapante. Hay la cantidad de  romance justo como para no nublar el centro de la historia, pero sin quitarle la importancia que el amor juega en los acontecimientos.

El libro tiene un final abierto. Ya me he acostumbrado a las frases finales de la autora, que siempre dejan picando, pero además de eso Becca nos ha dejado con un final, en mi parecer, bastante abierto. Ha dejado muchos asuntos sin un desenlace definido aunque si ha marcado posibilidades. Por momentos pienso que al final si que ha perdido lo que ganó durante la historia, concluyendo sólo la parte romántica y dejando todo lo demás desatado.

Creo que todo eso podría dar lugar a una continuación. Me gustaría leer mas de la historia, pero espero, de corazón, que nos deje con las dudas y nos de permiso a imaginar. Habría muchas decepciones si hiciera una continuación y no fuera lo que todos esperancen.

En fin, el libro tiene muchos mas altos que bajos por lo que yo le pongo en un cinco de cinco y lo recomiendo absolutamente. No creo que sea posible desilusionarse con este libro.