miércoles, 4 de enero de 2017

El (sin)sentido del amor

"(...) todas las historias tienen siempre más de una versión."



El (sin)sentido del amor de Javier Ruescas... 

Tenía este libro en mi lista de pendientes desde que Javier anunció que sería publicado, pero por distintos motivos nunca pude comprarlo. Hace unas semanas él mismo anunció que un periódico de Argentina (Clarín) sacaría una edición del libro, dentro de la colección "Libros que dejan huella". A la mañana siguiente, muy feliz, recorrí todo el centro de Tucumán (mi provincia) hasta que di con un kiosco que lo tuviera. Luego decidí que esta sería mi última lectura del año... ¡y que bien que hice!

<Todo comienza cuando Lana asiste a una fiesta en la que desearía no estar. Se encontraba algo desubicada, cuando se acercó a ella un extraño. Esa misma noche hubo un gran escándalo en la fiesta que involucraba a la anfitriona y su, ahora, ex novio. Mientras, la mejor amiga de Lana se encontraba con un chico que parecía ser "increíble". El conflicto esta en que, esos tres chicos son la misma persona: Jac. Entonces, nuestra protagonista intentará descubrir su historia, ya que no confía en el. Pero las cosas, no siempre son como parecen.>

Principalmente tengo que decir que el libro me ha gustado bastante. Tiene una trama simple pero entretenida que sabe como engancharte. Con simple no me refiero a plana, sino a que no es rebuscada, no da demasiadas vueltas. Eso me gusta. 
Además tiene como una parte de "misterio", pues junto con la protagonista querrás saber que esconde Jac, y a pesar que lo vas descubriendo de a poco, no es muy probable que lo descubras en los primeros capítulos. Incluso cuando creas que ya sabes, no será tal cual lo piensas. 

Me gusta, porque la idea no es muy común. Es que en los primeros capítulos quizás te figures a la niña buena e indefensa, con la amiga tonta, que se enamorará del chico malo y prohibido. Pues no es así.

Lana, es un personaje con mucha personalidad, fuerte. Me gusta que sea natural e impulsiva. Y le pasa algo que a muchas personas les sucede, no logra admitirse a ella misma muchas de sus verdades. Por eso pienso que evoluciona un montón, ya que consigue que sus impulsos y verdades la lleven a un lugar provechoso, no solo para ella. 

Jac es, para mí, el mejor personaje de este libro. La manera en la que lo vas conociendo de a poco, junto a la protagonista, te hace dudar de él de la misma forma que ella. Es un chico por demás interesante, con sus conflictos como todos, pero es buena gente. Si no te gusta, al menos lo querrás de amigo. 

En cuanto a los secundarios, tenemos a:
- Ciro: el mejor amigo de Lana, es por demás simpático. Me atrevo a apostar que es el que más agrada a los lectores. Y menudas sorpresas que da...
- Julia: la mejor amiga. No es lo que parece, es mucho mejor que eso. Al principio me pareció una pesada, pero prometo que luego la entiendes. 
- Inés: una chica tan dulce y lastimada que solo quiere amigos... ¿qué puede haber mal con ella?

Y bien, hay unos cuantos más, que aunque son muy interesantes no veo necesario mencionar ahora mismo. 

Si pienso que la historia podría extenderse un poco, más descripciones de paisajes y personajes, e incluso más drama. Juro que al final yo hubiera agregado una pequeña pero intensa pelea/discusión y luego el cierre. Pero así como está, me gusta igual. 

¿Recomiendo este libro? ¡SI! Absolutamente, y sobre todo para esta época (si estás en Argentina) de verano. Un libro perfecto para las vacaciones, o también para leer en el colectivo, entre clases o el trabajo. 

Ruescas sigue ganándose mi corazón de a poquito...